domingo, 27 de enero de 2008

El Caramull de Jalón (Xaló).



Jalón, situado en el NE de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta es un municipio conocido en la zona por la excelencia de sus embutidos artesanos, aromatizados con las hierbas típicas de la zona. Aprovechando que era domingo y podíamos comprar algo de este embutido, nos acercamos a comer al Restaurante Caramull.

La cocina del Restaurante Caramull se define como platos tradicionales pero actualizados, ya que Inés y Xaro han sabido adaptar los platos típicos de la cocina valenciana, como l’olla de blat, los minjos, e incluso los arroces, dándoles un toque personal al combinarlos con flores, plantas y especies de la montaña de Alicante.

La carta consta de varios entrantes y ensaladas, 5 carnes, pescados del día y arroces. El domingo hacen cous cous de la marina.

Empezamos con varias entradas para compartir, pues nos interesaba probar todas las cosas tan sugerentes que ofrecían.

De aperitivo sirvieron un rollito de mango con queso fresco blanco y semillas.



Luego empezamos con unas muy correctas anchoas con aceite de oliva y tomate seco. (3.6€ una ración para compartir. Casi todo una ración aunque la partían en 2 para que lo probásemos. Detalle por su parte).



Luego cazón secado en la barca, con aceite de oliva y tomate fresco rallado. (7€) Impresionante el plato avanzado la calidad de las materias y el cuidado que tienen en la realización de los platos.



Luego nos pusieron 2 galletas de cacahuete con pera caramelizada y morcilla. (2x2.8€)Sublime. Menos mal que pusieron 2 porque sino nos hubiésemos peleado por las migajas.



Luego un minjo de perelló caliente y jamón ibérico. Otro plato acertado. (3.10€)



Seguimos con negreta rebozada con harina de cacahuete acompañada de pimiento italiano con uva y salsa de soja (7.90€). Otro plato memorable, el pescado muy fino con el rebozado y el acompañamiento sublime.



El mejor Sepionet que he probado en tiempo, relleno de una gamba casi cruda. Solo hace falta ver las fotos para ver lo fresco de los ingredientes.




Y para finalizar las entradas un figatell de cordero, envuelto en berenjena y cob noniato. Muy bueno el figatell, y los contrastes. (2.8€)



De segundos y para probar la maestría con las brasas probamos conejo marinado con hierbas de la sierra y un entrecot de buey de asturias (9 y 15€). Los segundos no desmerecieron, el entrecot estaba macerado en cámara, bastante tierno y el conejo muy correcto.





De postre una milhojas con helado de vainilla y chocolate caliente (4€)



A destacar en los petit fours el turrón de cacahuete. Típico de la zona y bastante complicado de conseguir a no ser que te lo hagas tú.



Para acompañar la comida tomamos un Pétalos del Bierzo 2006. La carta de vinos no es muy amplia, es lo único que puedo criticar, pero los vinos no tienen un precio muy elevado.



Gran comida, gran embutido, gran día...

5 comentarios:

encnatadisimo dijo...

Tiene un aspecto fantástico, muy apetecible. Por cierto, ¿qué es un figatell?.

Dices que la carta de vinos es breve. Una cocina tan arraigada parece sugerir acompañarla con vinos de la zona (Alicante, Valencia, Murcia).

Vins i més dijo...

Saludos encantadísimo, el figatell es un manjar típico a base de carne picada mezclada con especias, que se degusta sobre todo como aperitivo. Como una croqueta vamos.

Si no recuerdo mal había un par de vinos de Alicante, 3 de Valencia y en total unos 25 o así. No soy partidario de cartas eternas, donde casi no queda ninguna referencia. Pero como ejemplo el Beryna no estaba en carta, pero al salir lo ví que lo tenían en barra anunciado como oferta a 15€ y nadie lo sugirió. Por eso me quedé con mal sabor de boca.

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí, la verdad es que las fotos son muy sugerentes. Y esta cocina del pequeño y sabroso bocado es fantástica. Comparto la crítica genérica sobre los vinos, aunque no haya estado en este lugar. Me explico: con una cocina de este tipo y ante estas raciones, lo más lógico sería tener un pequeño arsenal, en el armario adecuado, de vinos por copas para acompañas los distintos sabores y texturas.
Conozco bien el Pétalos 2006, hemos hablado aquí y allá un montón sobre él, y no me parece vino para unas anchoas o un cazón, la verdad.
Supongo que ti cabreo tiene que ver con la falta de capacidad para poder elegir lo que más te apeteciera.
Saludos
Joan

Lila dijo...

Estuve cenando con mi compañera a finales de agosto. Conozco la cocina, he dirigido muchas y la he estudiado muchos años, y echaba de menos hacía ya tiempo un restaurante donde se mimaran y respetaran los alimentos y su auténtico sabor.
Una croqueta de atún que sabe a atún y te estremece con la frescura de un jengibre no predominante, un pulpo que no necesitaba cuchillo para cortarlo...
Gracias por fusionar con tanto mimo la cocina tradicional y la creativa. Desde siempre he adorado comunicarme de tú a tú con el plato y en pocos restaurantes he podido disfrutarlo como aquí.
Todo un lujo, chicas.

Anónimo dijo...

veo que no hay comentarios recientes-Aqui va el mio;estos dias de navidades estuvimos dos domingos cosecutivos,la carne de las mejores que se comen en restaurantes de ¿ mas categoria,en general muy buena comida y buen servicio,carta de vinos corta y,bien surtida en general una muy buena puntuación